Aprovechando la oportunidad de mi vida: Gracias al Razonamiento y el Análisis del movimiento

El atletismo fue mi vida mientras crecía. Todo lo que hice era alrededor de mi sueño de competir al más alto nivel. Trabajé más duro que nadie y conocí y me convertí en uno de los mejores corredores del estado. Un día, mientras corría, escuché un fuerte chasquido en la parte posterior de mi muslo. Me había roto los isquiotibiales. Después de esto, todo cambió. Posteriormente, tuve siete roturas más en los isquiotibiales y tres años de fisioterapia sin buenos resultados. Mis sueños de toda la vida fueron aplastados y no tuve más remedio que abandonar el deporte en mi segundo año en la universidad. Mi lesión en los isquiotibiales, aunque devastadora en ese momento, finalmente me llevó a la carrera de fisioterapia con el objetivo de rehabilitar a los atletas de élite.

Quince años después, recibí una llamada telefónica de mi mentora de la beca, Clare Frank, y se me presentó una oportunidad única en la vida. Me ofrecieron una puesto para formar parte de un equipo de fisioterapeutas, organizado por Lilian Chen, para trabajar con los atletas de élite del equipo nacional de atletismo de China. El trabajo del equipo era asegurarse de que los principales atletas olímpicos de China estuvieran sanos y fuertes para poder ganar medallas en el Campeonato del Mundo en Pekín.

 

Acepté la oferta y, antes de darme cuenta, estaba en un vuelo a Beijing. Bajé del avión y conocí a mi traductor en el aeropuerto. Ella me explicó que teníamos una “problema”. Uno de los mejores atletas de salto largo de China, Jianan Wang, acababa de sufrir una distensión de los isquiotibiales de segundo grado y no podía competir. El Campeonato del Mundo estaba a solo dos meses de distancia. Wang había ganado la medalla de oro con 18 años en el Campeonato del Mundo Juvenil en el salto de longitud y era una estrella en el atletismo chino. Ésta era la segunda distensión en los isquiotibiales en el último mes y la repetición de su lesión era preocupante.

Mi objetivo fue identificar los patrones de movimiento que causaban su lesión y seguir con un plan de tratamiento para prevenir una nueva lesión para poder competir en el Campeonato del Mundo en ocho semanas.

 

Preparándome para el día más grande de mi carrera profesional

Agotado por el vuelo, fui directamente a la habitación de mi hotel para intentar dormir un poco. Mentira. Inquieto en la cama, pensé en cómo mis propias lesiones en los isquiotibiales me obligaron a dejar de competir y me llevaron a convertirme en fisioterapeuta. Sentí que mi lesión y su carrera habían cerrado el círculo. Iba a hacer todo lo que estuviera a mi alcance para ayudar a Wang.

Me quedé despierto en la cama con mi mente acelerada y mi corazón latiendo en mi pecho. No había posibilidad de que me quedara dormido esa noche. Así que pasé la noche preparándome para el día siguiente. Descargué y analicé cada video que pude encontrar de Wang. Evalué cómo se movía y saltaba. Desarrollé hipótesis a partir de sus movimientos sobre la razón por la cual seguía lastimándose los isquiotibiales. Hice una búsqueda bibliográfica de los artículos de investigación más recientes sobre rehabilitación de músculos isquiotibiales y revisé y agudé todas las herramientas clínicas que tenía en mi caja de herramientas para estar listo para ir al día siguiente.

 

A la mañana siguiente, me reuní con el entrenador del equipo nacional de atletismo de China. El entrenador Randy Huntington es un famoso entrenador de saltos largos y ex entrenador del plusmarquista mundial en el esta disciplina. Me miró directamente a los ojos y dijo “Jared, tienes tres semanas para tener a Wang al 100% y volver a la práctica. Él es tu principal prioridad. “Estaba un poco nervioso. Había trabajado con muchos atletas profesionales antes, pero nunca con las apuestas tan altas y tan cerca de una competición tan importante. Para tener éxito, sabía que tenía que ser bueno con mi conjunto de habilidades y seguro en todos los niveles. Mi doctorado en fisioterapia de la Universidad del Sur de California me brindó una sólida base en razonamiento clínico, mi formación en residencia solidificó mis habilidades manuales y mi beca de ciencias del movimiento mejoró mi capacidad para analizar y tratar patrones de movimientos complejos como los del deporte olímpico. La combinación de estos me dio la confianza para confiar en mis habilidades y decisiones clínicas. Volví a mirar al entrenador Randy a los ojos y le dije: “Puedes contar con ello”.

 

Tratamiento de atletas olímpicos en China

Llegué a mi primera sesión de tratamiento. Con el idioma y la barrera cultural, sabía que tenía que adoptar un enfoque altamente científico. Muchas de las técnicas de fisioterapia que son comunes en los Estados Unidos son desconocidas en China. Esto es especialmente cierto para las ciencias del movimiento, que es el área de mi experiencia. Si fuera a enfocar los tratamientos en la ciencia del movimiento, necesitaba que Wang lo entendiera. ¿Cómo consigues que una estrella de la pista de 18 años que acabas de conocer comprenda tus tratamientos solo ocho semanas antes de la competición más importante de su vida? Sin hablar una palabra de chino, tenía que confiar en la ciencia del movimiento y hacer que los resultados hablen por sí mismos. Wang mejoró significativamente en las siguientes 21 sesiones y volvió estar en forma más rápido de lo que nadie había previsto. Los tratamientos estaban funcionando y pude cumplir mi palabra. Wang hizo la transición a la práctica según lo previsto, con cinco semanas antes de los juegos.

Wang realizó fenomenalmente el Campeonato del Mundo. Ganó la medalla de bronce en el salto de longitud y se convirtió en el primer ganador de medalla de China en el evento y el ganador de medalla más joven en la historia del salto de longitud. Los otros atletas chinos también se desempeñaron bien, ganaron nueve medallas y ayudaron a China a lograr uno de sus campeonatos mundiales más exitosos de la historia. Los resultados exitosos vinieron de la colaboración de todo el arduo trabajo realizado por los atletas, entrenadores y todo el personal médico.

 

 

Escrito por Jared Vagy. Ha sido fisioterapeuta en el equipo nacional Chino de Atletismo y en el de USA. Docente en ecufis

Deja un comentario

Hola: ¿En qué te podemos ayudar?
Powered by