La influencia de la Inestabilidad de Tobillo en la cinemática del miembro inferior

 

Inestabilidad de tobillo

La prevalencia de esguinces de tobillo está bien establecida en individuos físicamente activos. Los esguinces de tobillo son un problema muy común y suelen tener efectos duraderos. Se estima que el 73% de las personas que sufren un esguince lateral de tobillo terminan desarrollando inestabilidad crónica del tobillo (IAC).

La inestabilidad del tobillo es causada por múltiples cambios en la integridad estructural de la articulación del tobillo. Esto da como resultado una disminución de la estabilidad y el control neuromuscular.

Los esguinces laterales de tobillo son muy frecuentes en los deportistas y suponen el 80% de las lesiones del tobillo. Estas lesiones pueden causar daño a los ligamentos, músculos, nervios y mecanorreceptores que cruzan la parte lateral del tobillo.

Las ocurrencias repetidas de esguinces laterales de tobillo pueden provocar inestabilidad crónica del tobillo (IAC), que se caracteriza por una sensación subjetiva de inestabilidad recurrente, episodios repetidos de ceder, debilidad durante la actividad física y discapacidad autoinformada. Los pacientes con IAC a menudo presentan déficits en el desempeño funcional, propiocepción y fuerza.

Cinemática alterada

Después de una lesión, especialmente lesiones con síntomas residuales, es común que estos síntomas provoquen estrategias de movimiento adaptativo. La capacidad de adaptarse a una variedad de condiciones crea un efecto protector de la extremidad inferior, mientras que algunas adaptaciones también son posibles causas de lesión. Dado que la extremidad inferior funciona como una unidad, los cambios en las estrategias de adaptación en el tobillo limitarán las estrategias disponibles a segmentos cinéticos más proximales. Esto posiblemente podría crear situaciones que provoquen lesiones asociadas con la transferencia de fuerzas a lo largo de la cadena.

Las lesiones de rodilla sin contacto, específicamente el ligamento cruzado anterior (LCA), son algunas de las lesiones más debilitantes en los deportes. Los factores de riesgo comunes que predisponen a los atletas a lesiones de rodilla sin contacto son: cambio de dirección combinado con desaceleración, aterrizaje de un salto en extensión de rodilla, pivotar en extensión de rodilla con un pie plantado e hiperextensión e hiperflexión de rodilla. El 70% de las lesiones del LCA no son el resultado del contacto directo; sin embargo, las causas exactas de las lesiones de rodilla sin contacto aún se debaten. La incapacidad para disipar energía a lo largo de la cadena cinética asociada con la inestabilidad crónica del tobillo podría aumentar la tasa de lesiones del LCA sin contacto.

Resultados 

La posibilidad de cambios en el tobillo que afecten a las estructuras más altas de la cadena cinética tiene impactos potenciales más allá de la rehabilitación tradicional del tobillo. Se han investigado los cambios en el rango de movimiento del atleta durante las tareas de aterrizaje para un posible aumento del riesgo de lesiones.

Se ha demostrado que la disminución de la flexión de la rodilla es un factor de riesgo de lesiones de rodilla sin contacto. El aumento de la flexión de la cadera es una forma común que utilizan los sujetos para ayudar a disipar las fuerzas al aterrizar. La disminución de la dorsiflexión limita la cantidad de fuerzas que se pueden disipar y el rango de movimiento en la extremidad inferior.

La revisión de la investigación identificó que los resultados sobre la flexión de rodilla fueron mixtos. En dos de los estudios se encontró que la disminución de la flexión de la rodilla se correlaciona con la inestabilidad crónica del tobillo.

Dos estudios no encontraron correlación entre la inestabilidad crónica del tobillo y la disminución de la flexión de la rodilla. La flexión de la cadera aumentó en un estudio con sujetos que tenían CAI y otros tres estudios no encontraron diferencias.

Un estudio encontró una disminución de la dorsiflexión y dos estudios no encontraron diferencias en la dorsiflexión. Además, el aumento del tiempo de estabilización (TTS) generalmente significa que el sujeto tampoco pudo disipar fuerzas y aterrizó con un centro de masa alto. TTS fue mayor en sujetos con CAI.

La disminución de la rotación externa de la cadera es un factor de riesgo de lesiones de rodilla sin contacto porque puede causar genu valgo. Delahunt y col. encontraron disminución de la rotación externa de la cadera en pacientes con CAI.

Biografía

  1. Theisen A, Day J. La inestabilidad crónica del tobillo conduce a cambios cinemáticos en las extremidades inferiores durante las tareas de aterrizaje: una revisión sistemática. Int J Exerc Sci . 2019; 12 (1): 24-33. Publicado el 1 de enero de 2019.
  2. Hall EA, Docherty CL, Simon J, Kingma JJ, Klossner JC. Protocolos de entrenamiento de fuerza para mejorar los déficits en participantes con inestabilidad crónica del tobillo: un ensayo controlado aleatorio. Tren J Athl . 2015; 50 (1): 36-44. doi: 10.4085 / 1062-6050-49.3.71

Deja un comentario

Abrir el chat
Hola: ¿En qué te podemos ayudar?